21 d’octubre 2005

Un altre article interessant

¿'En' Cartanyà?

BASTA ECHAR UNA ojeada a las series para ver que el humor de nivel cero es el que consigue audiencia

QUIM MONZÓ - 00:00 horas - 21/10/2005

El Centre Comarcal Lleidatà ha enviado a la Corporació Catalana de Ràdio i Televisió un email explicando que la serie Lo Cartanyà hiere la sensibilidad de muchos leridanos y pidiendo que se elimine de la programación. En cartas a la prensa explica que, tradicionalmente, TV3 utiliza una lengua estándar y que "la primera vez que aparece una modalidad lingüística, la occidental, es en un esperpento rural concebido, seguramente, por la visión desorientada de un ciudadano urbano". Añade Jordi Bellet, presidente del Centre: "Nos desagrada que se desprestigie esta habla presentando una modalidad irreal, extraña y ridícula, para envolver la miseria intelectual de provocar risas fáciles por medio de un vocabulario grosero, una ambientación ramplona y unos personajes insultantes por estúpidos".

¿Tienen razón los del Centre Comarcal? Sí. Porque realmente la serie es grosera (no ya por vocabulario, sino por ambición) y son estúpidos sus personajes. Yo, que desde hace años me he declarado seguidor de Xavier Bertran, ante esta serie estoy desconcertado. Bertran es sutil, sabe utilizar un humor de doble o triple nivel. Aquí, en cambio, sólo hay un nivel y es zafio. El mismo protagonista, Vicenç Cartanyà, era interesante y poliédrico cuando aparecía en Set de notícies.Nunca hubiese imaginado que, encorsetado en su serie, acabase siendo tan previsible, en la línea que va de las revistas de Colsada al humor graso de los Morancos. Dicho eso, ¿conseguirá el Centre Comarcal que TV3 retire la serie? No. Porque series televisivas cerriles las hay en todas partes. En Italia y en Estados Unidos, en Francia y en Singapur. Basta echar una ojeada a las que dan o han dado últimamente en Telecinco, TVE o Antena 3 para ver que el humor plano es el que consigue audiencia. El viernes pasado seguí la emisión de Lo Cartanyà en un bar de un pueblo y la gente se tronchaba. Ya pueden desgañitarse protestando, que Lo Cartanyà seguirá fiel a su cita. Y, si la audiencia es buena, cuando acaben los capítulos grabados, grabarán unos cuantos más.

Otro asunto es el de los acentos, las burlas entre diversas zonas de un país. En todas partes hay alguien que decide que tal acento resulta divertido y tal acento no. No he entendido nunca por qué, en el cine y la televisión españoles, cuando sale alguien con intención de hacer reír muy a menudo tiene acento andaluz. ¿Hace reír, per se, el acento andaluz? A mí no. Pero veo que a mucha gente sí. En general, parodiar acentos levanta ampollas. Recuerdo cuando, en Tres pics i repicó,aparecía la Vicenteta. No faltaron valencianos que mostraron su repulsa por lo que creían una burla. El mismo Xavier Bertran fue objeto de las iras de algunos mallorquines en la época en que interpretaba a aquel personaje llamado Biel Binimelis. En cambio, curiosamente, cuando la burla se hace sobre el habla de ciertos barceloneses nadie se queja. Y es la que más se repite, una y otra vez. Cuando Lloll Bertran fingía ser Sandra Camaca, los camacos estaban la mar de contentos. Cada vez que en televisión - en el mismo Lo Cartanyà,por ejemplo- hay burlas sobre los fanguers,los pixapins,los xinos,los dièsels,todos esos epítetos que se supone que son tan y tan y tan divertidos, nadie protesta. Si yo fuera del Centre Comarcal maliciaría que, quizá, ese "ciudadano urbano" al que en la carta acusan de concebir la serie para burlarse del habla occidental es uno de Can Fanga al que - para no salirme del léxico cartanyenc-"se li han inflat definitivament los collons".

-----------------------------

La meva pregunta és: perquè fem una muntanya tant gran de la llengua? Està clar que és un tret identitari de primer ordre. Però... perquè ens oblidem que, al mateix temps, només és un mitjà d'expressió i comunicació?

6 comentaris:

Xurri ha dit...

Potser és que tenim poca feina i pocs problemes.

L'avorriment te unes sortides prou curioses.

Hanna B ha dit...

jo com sempre totalment a favor del q. monzó... :) m'agrada la seva teoria de la vengança dels xaves, jejej!
en tot cas, jo m'estimo molt la parla de la franja i personalment la trobo tant rica, contundent i clara...!

Alfredito ha dit...

´Cuando de la lengua se hace bandera, se hace también frontera.
Lo que debería facilitar la comunicación se convierte en impedimento.
Estoy con Xurri, poco trabajo y muchas ganas de distraer al personal de las cosas importantes. ¿Por qué no se discute más de la subida del precio del dinero? Que eso sí que duele.Toda esa pasta que se van a gastar unos y otros y los de más allá para publicitar los pros y los contras del Estatut se lo podrían gastar para explicar a todos que la Banca nos roba, que esto es una tomadura de pelo inmensa.Y que ya está bien.

egotista ha dit...

La veritat és que he vist gairebé tots els episodis de Lo Cartanyà. Estic d'acord amb que el guió és bastant tonto i el nivell d'humor pràcticament nul, però no puc evitar riure'm de com parlen. Però perquè ho trobo simpàtic! De totes maneres, el personatge més penós de tota la sèrie representa ser un pijo de Barcelona i parla amb un accent odiós. I és cert: no em molesta.

pere ha dit...

Que sigui la llengua o una altra cosa és pura anècdota. El preocupant és aquesta incapacitat de riure's d'un mateix, d'acceptar la llibertat en la creació de ficcions (siguin millors o pitjors aquestes ficcions). Barbaritats.
Com l'animalada de la Federació Catalana de Golf que es queixa del tractament"distorsionador" que es dóna en la sèrie "Ventdelplà" als camps de golf; o la queixa contra la mateixa sèrie de l'Associació Catalana de Producció de Porcí perquè, segons ells, mostrava els ramaders com irresponsables.
Vaja, que ens tracten d'imbècils que no sabem distingir realitat de ficció. O és que en alguns casos la ficció no és més que un reflex de la realitat?

Per cert, algú segueix el bloc del Cartanyà?: http://locartanya.bitacoras.com/

Grigri ha dit...

Ostres, quina troballa pere!!
me'l miraré d'aquí a una estona..

completament d'acord en que el problema és que certs sectors tenen la pell massa fina.. no n'hi ha per tant.. una cosa és que es dóni una notícia falsa sobre un col·lectiu en un mitjà de premsa escrita o al TN per exemple, i una altra de molt diferent és que surti en una sèrie de ficció!!
és com si, els del districte de Sant Andreu de BCN haguéssin de denunciar a TV3 per haver posat un violador al seu barri a la sèrie del Cor de la Ciutat... bé, suposo que no ho van fer... oi?
;-o